Parque Nacional Lauca

Inicio > América > Chile > Parque Nacional Lauca

El Parque Nacional Lauca era uno de esos destinos a los que tenía echado el ojo desde hacía tiempo. No en vano, Chile es, para mí, uno de los países más bonitos que existen. La diversidad de paisajes es enorme y, se vaya donde se vaya, uno queda impresionado y con ganas de seguir conociéndolo. Hace muchos años visité Chile por primera vez y, quedé enamorada de sus paisajes. En apenas cinco años, viajé cuatro veces, conociendo sitios nuevos o, repitiendo alguno de ellos.

Este tour al Parque Nacional Lauca lo hice yo sola, en el 2008, cuando Jesús y yo todavía no nos conocíamos. En esa época, solía viajar con un par de amigas, y en esta ocasión, tocaba conocer un poco de Chile. Yo pude apañar más días de vacaciones que ellas, así que decidí empezar el viaje en solitario para conocer esta zona del norte del país, para después, reunirme con ellas.

Así pues, volé desde Madrid hasta Santiago de Chile, donde me quedé en casa de un amigo por un par de días. Desde Santiago, tomé un vuelo a Arica, que es desde donde salía el tour de 3 días por el Parque Nacional Lauca.

Recuerdo, pero solo porque en aquellos años llevaba un diario de viaje, que el tour lo contraté con Parinacota Expediciones por $120.000, el equivalente a unos 125 euros de hoy en día. ¡ Ojalá siguieran así los precios!.

En el lugar y a la hora acordada, me reuní con el grupo con el que iba a estar los próximos 3 días. Resultó que tan solo éramos cinco personas. Dos chilenos, «los Pedros», un chico checo y la menda, éramos los turistas .Nuestro guía, un simpático ariqueño llamado Óscar, al que había conocido el día anterior, ya que fue a recibirme al aeropuerto para llevarme a mi alojamiento.

Después de las debidas presentaciones, pusimos rumbo al Valle de Azapa. El paisaje era completamente árido, pero precioso. No tenía ninguna duda de que iba a disfrutar estos días que tenía por delante.

No tardamos mucho en llegar a la zona de Cerro Sombrero, donde pudimos ver, desde la misma carretera el Geoglifo La Tropilla. En este geoglifo se observa a un grupo de camélidos, llamas, que se dirigen hacia la costa, guiados por un par de figuras antropomorfas. Parece ser que esta fue una ruta de caravanas que se llevó a cabo entre costas y tierras, para el intercambio de bienes. Las imágenes se formaron amontonado piedras, dejando despejada la tierra más clara de la falda del cerro.

Continuamos camino, visitando a continuación el Museo de San Miguel de Azapa, donde están, según nos dijeron, las momias más antiguas del mundo. En él, se muestra la cultura regional desde el siglo VII a.c, hasta la llegada de los españoles.

El siguiente destino es cruzar hasta el Valle de LLuta, donde podremos ver los dos valles.

Continuamos la travesía, parando en un par de comunidades, Poconchile y Socoroma.

Poconchile.
Poconchile.
Socoroma.
Socoroma.

Encontramos fauna muy variada.

Guanaco
Guanaco

Cada vez estábamos más cerca del destino de hoy, Putre. El paisaje, poco a poco iba cambiado.

Tras un intenso día, por fin llegamos a Putre.

Putre al fondo
Putre al fondo

Putre es una pequeña población, de apenas 1500 habitantes, capital de la provincia de Parinacota, en la Región de Arica y Parinacota. Situado a 3371m.s.n.m, sirve de puerta de entrada al Parque Nacional Lauca. Cuando estuve, apenas había un par de hospedajes y sitios donde comer. Por lo que parece, esto ha ido cambiando y actualmente existen unas cuantas ofertas más.

La calle más antigua de Putre es la O´Higgins, que tiene una acequia en medio, cruzada por puentes de piedra con bancos. Algunas casas conservan portales y antepechos de ventanas en piedra tallada del siglo XVII, época en la que vivió su mayor auge económico, aunque ya, la mayoría de las construcciones son muy posteriores, del s. XIX.

Parece ser que fue una zona de parada y paso obligado hacia el camino a los yacimientos de Potosí y una zona de gran producción agrícola. En el final del XIX, la población era exclusivamente aymará, como en gran parte de la precordillera de Arica.

Después de acomodarnos en nuestro alojamiento, Residencial La Paloma, fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Vimos la iglesia de San Ildefonso, construida en 1670 para reemplazar la antigua, destruida por un terremoto.

Iglesia de San lldefonso en Putre
Iglesia de San Ildefonso en Putre

En esa época apenas había turismo por la zona, pero ya había alguna pequeña tiendecita donde comprar telas locales.

Después de cenar, nos fuimos a descansar. Había sido un primer día de tour muy intenso, pero precioso. Mañana nos esperaba empezar a conocer el Parque Nacional Lauca.

Al día siguiente, después del desayuno y de recoger todas nuestras cosas, iniciamos el tour. Nos dirigimos hacia la Reserva Nacional las Vicuñas. Lo primero que nos impresionó fue la imponente imagen del volcán Guallatiri, con su cumbre nevada y sus 6071 metros de altura. Su última erupción fue en 1960. Se ven fumarolas en su cima.

Volcán Guallatiri, parque Nacional Lauca
Volcán Guallatiri, parque Nacional Lauca

La verdad, es que el paisaje era impresionante. Pena que las fotos de esos años no tenían la calidad que se merecía el sitio.

Parque Nacional Lauca
Parque Nacional Lauca
Parque Nacional Lauca
Parque Nacional Lauca

Después de pasar por el pequeño pueblo de Ancuta, nos acercamos hasta las llanuras del pueblo de Guallatiri, frente al volcán homónimo. La cámara echaba chispas.

Volcán Guallatiri, Parque Nacional Lauca
Volcán Guallatiri, Parque Nacional Lauca
Volcán Guallatiri, Parque Nacional Lauca
Volcán Guallatiri, Parque Nacional Lauca

En el pueblo, vimos el exterior de la iglesia, muy parecida a todas las de la zona.

Proseguimos camino. En la lejanía, ya alcanzábamos a ver el salar de Surire, nuestra próxima parada.

Salar de Surire, Parque Nacional Lauca
Salar de Surire, Parque Nacional Lauca

El paisaje era todo un espectáculo. El salar se encuentra a unos 4300 m.s.n.m.

Salar de Surire, Parque Nacional Lauca
Salar de Surire, Parque Nacional Lauca
Salar de Surire, Parque Nacional Lauca
Salar de Surire, Parque Nacional Lauca
Salar de Surire, Parque Nacional Lauca

Que pena de fotografía.

Salar de Surire, Parque Nacional Lauca
Salar de Surire, Parque Nacional Lauca

El siguiente destino fueron las Termas de Polloquere, donde nos dimos el correspondiente baño. Estaban muy cerca, en el mismo salar.

Termas de Polloquere, Parque Nacional Lauca
Termas de Polloquere, Parque Nacional Lauca

Es el sitio perfecto para descansar y relajarse un rato, rodeados de paisajes que quitan el hipo. La belleza natural de la zona cautiva. Éramos los únicos que estábamos allí, así que nos bañamos tranquilamente, sin ninguna prisa. Creo que, en realidad, no nos cruzamos con ningún otro grupo en los tres días del tour por el Parque Nacional Lauca.

Las termas consisten en dos pequeñas lagunas de aguas termales prístinas. El agua, con una temperatura superior a los 60°C, invita a sumergirse y disfrutar de sus propiedades curativas y relajantes. El sonido del viento, unido a la belleza del paisaje, daba una sensación de paz y tranquilidad impresionante.

Termas de Polloquere, Parque Nacional Lauca
Termas de Polloquere, Parque Nacional Lauca

Lógicamente no nos bañamos en la zona en la que emana el agua a tan alta temperatura, sino en otra en la que está a unos 38 grados.

El guía nos dijo que en los alrededores de las termas es posible ver varias especies de animales como flamencos, zorros, quirquinchos y vicuñas.

Almorzamos allí mismo. No es un mal sitio, ¿verdad?.

Continuamos camino, ya de regreso al alojamiento de esa noche. Sin lugar a dudas, el Parque Nacional Lauca no nos estaba defraudando en absoluto.

Parque Nacional Lauca
Parque Nacional Lauca

Tras pasar la noche, iniciamos el último día por el Parque Nacional Lauca.

Primero fuimos hasta el bofedal de Las Cuevas, zona donde son habituales las vizcachas y donde hicimos un pequeño trecking de casi una hora.

De nuevo, teníamos vistas preciosas de los nevados de Payachatas , formados por los volcanes Parinacota y Pomerape, gemelos en el idioma aymara.

Según la leyenda, estos dos volcanes corresponden a dos amantes cuyo amor fue prohibido. Como castigo, se convirtieron en dos cerros gemelos, que están siempre cerca, uno frente al otro, pero no pueden tocarse.

 volcanes Parinacota y Pomerape, Parque Nacional Lauca
Volcanes Parinacota y Pomerape, parque Nacional Lauca

Una segunda leyenda dice que los volcanes guardan un tesoro de los incas.

Y como no hay dos sin tres, una tercera leyenda también hace referencia a una pareja de enamorados. Un príncipe y una princesa, de tribus opuestas, quisieron casarse. Para evitarlo, se les mató. Como venganza, la Naturaleza sepultó a las dos tribus, creando dos lagos, el Chungará y el Cotacotani. En el sitio donde fue enterrada la pareja, se levantaron estos dos preciosos volcanes.

En el Bofedal Mirador de Parinacota había vistas excelentes.

 Volcanes Parinacota y Pomerape, parque Nacional Lauca
Volcanes Parinacota y Pomerape, parque Nacional Lauca

Tuvimos la oportunidad de ver Llareta (o yareta). Es un arbusto hermafrodita que crece muy lentamente, apenas 20 mm al año, en la Puna de los Andes, en Perú, Bolivia, Argentina y Chile, a altitudes entre 3200 y 4800 metros. Tras su uso inadecuado, como combustible doméstico en las minas y salitreras, estuvo en peligro de extinción.

Llareta, en el Parque Nacional Lauca
Llareta, en el Parque Nacional Lauca

Después de disfrutar de este espectáculo de la naturaleza, nos acercamos hasta el pueblo de Parinacota. Nos acercamos hasta su iglesia, similar por fuera a otras tantas de la zona.

Iglesia de Parinacota
Iglesia de Parinacota

Su interior es bastante diferente a cualquier iglesia a la que estamos acostumbrados.

Como anécdota, había un libro de firmas que estaba abierto en la hoja en la que habían escrito varias alumnas de un colegio de Santiago, de viaje por la zona el anterior agosto. Desgraciadamente, en el camino de regreso, su autobús tuvo un accidente y murieron 9 de ellas.

Libro de firmas, iglesia de Parinacota
Libro de firmas, iglesia de Parinacota

Como se puede ver, había algún puesto donde poder comprar recuerdos.

¿Se nota que me gustan muchos estas construcciones de adobe blanco?.

Parinacota, Parque Nacional Lauca
Parinacota, Parque Nacional Lauca
En Parinacota
En Parinacota

Todavía nos quedaban de conocer varios lugares, así que proseguimos camino.

La siguiente parada fueron las lagunas de Cotacotani, que están formadas por un conjunto de 4 lagunas, a apenas 4 kms del Lago Chungará. Es uno de los más altos del mundo ya que está a 4495 metros de altura, y está rodeado de varias cumbres nevadas, como los volcanes Parinacota y Pomerape, y los nevados Sajama y Guallatire.

Lagunas Cotacotani
Lagunas Cotacotani

Las lagunas de Cotacotani se encuentra separadas de la laguna Chungará por rocas volcánicas, pero recibe aguas de este lago en forma subterránea.

Lagunas Cotacotani
Lagunas Cotacotani

Se caracteriza por el gran número de islas e islotes que hay en las lagunas, debido a que estas son protuberancias de lava generadas por el activo vulcanismo de la zona.

Lagunas Cotacotani
Lagunas Cotacotani

Aún nos quedaba el plato fuerte del tour, nada más y nada menos que el lago Chungará. Situado a poca distancia de las lagunas anteriores, este lago está un poco más alto, a 4517 m.s.n.m.

Su nombre proviene de la palabra chunkara, que en lengua aymara es «musgo en la piedra». Si el paisaje durante todo el día nos había parecido de cuento, éste no se quedaba atrás.

Lago Chungará, parque Nacional Lauca
Lago Chungará, parque Nacional Lauca

Dentro de esta laguna podemos encontrar un hábitat increíble, con una fauna única y variada, en la que podemos encontrar más de 130 especies distintas. Es posible ver rebaños enormes de alpacas, guanacos, vicuñas y llamas. Esto en parte se debe a que Parinacota es la zona de mayor cría de este tipo de camélidos de todo el país. También es posible encontrar tarucas, pumas, vizcachas y zorros; entre las aves tenemos al yeco, el flamenco, el ñandú, la huallata, el cóndor, la perdiz de puna, el pato jegón chico y la tagua gigante, entre otras.

Que mona
Que mona

Mis compañeros de tour ,los «Pedros» (Pedro Soto y Pedro Godoy).

Con los "Pedros"
Con los «Pedros»

El tour casi tocaba a su fin. Como punto final, fuimos a las termas de Jurasi, donde, como no, cayó otro baño. Con mucha pena, tocaba volver a Arica, donde dimos por concluido este precioso tour por el Parque Nacional Lauca.

Ahora, sólo queda decidir la fecha para volver a visitarlo, con otra «cámara» y otro camarógrafo!!